Viggo frente al espejo

Días atrás tuve la oportunidad de ver una de las apuestas más seguras de cara a la próxima gala de los Óscar, si hacemos caso a las quinielas que se van haciendo meses antes de su celebración.

Se trata de “Captain Fantastic”, segunda obra del director Matt Ross protagonizada por Viggo Mortensen, lo cual es garantía de que hablamos de una producción alejada del terreno de los blockbusters, trilogías sortijeras aparte.

La historia gira alrededor de Ben (Mortensen) y su familia, compuesta por seis hijos a los que ha criado bajo unas directrices alejadas de lo convencional, con los bosques del noroeste Pacífico como cuartel general de una forma de vida bastante hippy. Como no quiero spoilear nada del argumento, solo apuntar que “Captain Fantastic” es uno de esos títulos que, además de disfrutarse durante su visionado, deja lugar al debate tras los créditos finales, yendo más allá del simple pasatiempo palomitero para dejar un poso más profundo, a veces un poco pedante, pasando por momentos más cómicos y sentimentales, apoyados en la gran interpretación de Viggo Mortensen, que supera el desafío de no dejar caer a su personaje en las redes del estereotipo facilón. Aunque quien haya seguido la carrera del neoyorkino más allá del celuloide, sabrá que se trata de alguien con unas inquietudes y una visión de la vida que seguramente no se alejen mucho del personaje que interpreta en esta cinta.

En resumen, una de las peliculas más recomendables de las últimas que han pasado por la cartelera, a la espera de ver “The Arrival” y “Nocturnal Animals”.

Somos un puzzle

Ilustración que realicé a modo de proyecto personal para unas palabras de Bukowski que me gustaron especialmente, aunque no sea mi poema preferido de este escritor, sí me vino a la cabeza al momento la manera de acompañarlo graficamente.

La vida en la esquina

Muchos (o más bien algunos) de los que leen esto no conoceréis esa obra maestra de la televisión llamada “The Wire”. Bien por desconocimiento, falta de tiempo o escepticismo ante lo que uno se va a encontrar. Pues para todos esos que aún no se han visto las aventuras de Mc Nulty & cia, existe un plato entrante casi imprescindible, basado en el libro de uno de los autores de la propia serie y que se va a encargar de mostrar la línea que sigue la mencionada “The Wire”.

esquina


El nombre de la criatura es “The Corner”, una miniserie de 6 episodios (otra ventaja para aquellos que no quieran algo muy extenso) en la que los creadores y muchos de los actores de su “sucesora” nos muestran, a través del hiperrealismo que caracteriza a esta saga, la vida en las calles y esquinas de Baltimore. A diferencia de “The Wire”, “The Corner” no nos muestra lo que se cuece a ambos lados de la ley. No hay escuchas, ni pinchazos telefónicos, ni disputas por conseguir más presupuesto. La esquina nos muestra el drama de una familia (en su día acomodada) que ha sido destruida por las drogas, dedicando un capítulo a cada miembro de la misma.

Leer más…

Bienvenidos a mi blog

Entre tanto contenido audiovisual, no quisiera alejarme de otro de los campos que siempre ha llamado mi atención como es de la escritura, la redacción, el hecho de contar cosas, y en definitiva, comunicar, razón por la cual me licencié en Periodismo hace ya algunos añitos.

El mundo del cine o las series (tema manido hoy en día), los deportes, el diseño, la ilustración o la música serán meras excusas para aporrear teclas y así liberar lo que los vectores y píxeles no me permiten expresar.

Solo me queda agradeceros que os paséis por aquí, prometo no soltar “tochos” demasiados grandes, y es que lo mismo que aplico al mundo del diseño y la ilustración a la hora de crear lo llevo a cabo cuando tengo que enlazar palabras con cierta coherencia, si no que le pregunten a Mies Van Der Rohe:

“Menos es más”.